Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘dsm’

Agustín Malón publica (¡y ya van tres!) un nuevo artículo, Pedophilia: A Diagnosis in Search of a Disorder,  en los Archives of sexual behavior, la revista de sexología de mayor impacto. Por su interés, traduzco un párrafo que tal vez llame la atención a tenor de lo que se oye y lee por ahí, pero cuya argumentación se me antoja altamente persuasiva. Supongo que Agustín publicará la versión española en breve, pero no he podido evitar adelantarme con esta pequeña muestra.

La definición de pedofilia [en el DSM] en términos de “sin consentimiento” es problemática para las percepciones y comprensión tanto de los profesionales como de la sociedad en su conjunto. La lógica dicta que un hombre con pedofilia desee que su pareja consienta y sienta afecto (Lautmann, 1994; Li, 1990), aunque la sociedad puede considerar que un niño no está en condiciones de dar ese consentimiento. Puede que el consentimiento sea una “ilusión” albergada por el adulto, que malinterpreta la conducta del niño, pero eso no implica que esos hombres en general encuentren deseable que sus parejas no participen en la relación, o incluso se resistan a ella. Es bastante posible que muchos hombres con pedofilia consideren el consentimiento y el placer del niño como criterios básicos para una relación erótica satisfactoria y, si el niño no consiente voluntariamente, muchos de estos hombres no seguirán o no disfrutarán plenamente de la relación, igual que la mayoría de la gente en relaciones entre adultos. Esta afirmación no pretende, por supuesto, justificar nada; simplemente es el reconocimiento de un hecho. En consecuencia, el énfasis puesto por el DSM en el “sin consentimiento” en esta categoría es en el mejor de los casos un error conceptual, que se explica por el papel implícito que desempeña el Manual como herramienta para el control de las desviaciones sociales.

Agustin Malón. Pedophilia: A Diagnosis in Search of a Disorder.
Archives of Sexual Behavior, Online First™, 25 February 2012
DOI: 10.1007/s10508-012-9919-5

Para saber más:
Infancia, sexualidad y peligro, el moderno discurso de los abusos sexuales infantiles en las sociedades contemporáneas. Por Agustin Malón Marco.
Revista española de sexología. No121-122.- Monográfico (extra-doble)

Tras el salto, el original en inglés.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

Sexología y salud (sexual)

Jornadas temáticas AEPS 2011

Tras la reciente aprobación de la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo en España y ante la próxima aprobación del nuevo Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V) en EE UU, la Asociación Estatal de Profesionales de Sexología (AEPS) plantea un espacio de reflexión crítico con ambas líneas imperantes, aportando las alternativas históricas, teóricas y pragmáticas que desde el campo de la Sexología se realizan para la comprensión y el encuentro de los sexos.

[Descargar tríptico en pdf]

(más…)

Read Full Post »

dsmvDesde hace 10 años se viene trabajando en la quinta versión del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM) de la Asociación Psiquiátrica de los Estados Unidos (APA). A medida que se acerca la fecha de publicación del DSM-V (mayo de 2013), crece el runrún acerca de qué se quitará y qué se añadirá. Con el propósito de aumentar la transparencia acerca del proceso por el que se llega a conclusiones, se han ido publicando algunas deliberaciones de los grupos de trabajo. Aquí me referiré solo a dos artículos de Martin Kafka recién publicados en la versión en línea de Archives of sexual behavior sobre los fetichismos y las parafilias no especificadas.

Antes de patinar sobre el blablabla, conviene prestar atención a un par de detalles gordos: que al hablar de parafilias, en el contexto del DSM, estamos hablando de trastornos mentales y que esto lo promueven los psiquiatras. Ya, ya: inventada por Friedrich S. Krauss (1859 -1938) para sustituir la de perversión, la palabra parafilia fue apadrinada por el sexólogo John Money (1977); pero, entre todo lo bueno que escribió, ¿hay que resucitar lo peor suyo (el tufillo patologizante, junto con el jaleo del género y el sexo)? Además, luego la palabra cobró otros derroteros descontextualizada de la obra de Money.

Por tanto, ojito. Si las peculiaridades eróticas son patrimonio de todos -cada cual las suyas-, ¿tiene sentido considerarlas trastornos mentales? Pues esto es lo que hacen muchos “profesionales de la sexología” abducidos por la terminología psiquiátrica y sus ansias patologizadoras. De rebote, esto es lo que repiten muchos usuarios cuando al consultar sus dudas dicen que tienen una parafilia porque les excitan especialmente los pies, o las camisetas mojadas. ¿De veras se están etiquetando de trastornados mentales? ¿Y encima les seguimos el juego?

(más…)

Read Full Post »