Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘intervención sexológica’

(Apuntes de la ponencia presentada en las Jornadas de la AEPS del 9-10 de noviembre, 2012 en Vitoria-Gasteiz, pendientes de su edición para la publicación en el Anuario de sexología de la AEPS.  [Versión en pdf])

Samuel Díez Arrese

A propósito del asesoramiento sexológico, me toca hablar de algo nada sencillo y bastante pretencioso como es “Nuevas reflexiones y aportaciones desde la sexología” en el marco de unas jornadas tituladas “Discursos, modelos y perspectivas en intervención sexológica”.

Título que, por otra parte, claramente me gusta mucho y me parece bien acertado. No tengo tan claro, en cambio, que las reflexiones que traigo sean demasiado nuevas aunque, visto lo visto, todavía haya alguien a quien le resulten novedosas.

Hasta hace una semana, o menos, no he tenido muy claro qué contar en este espacio. Mis dudas han surgido sobre todo entre centrarme en lo que hay y abundar en “más de lo mismo”, o sea, hablar de asesoramiento como producto, o ahondar en la intervención sexológica en consulta como actividad.

Haciendo una analogía considero que lo que distingue al asesoramiento de la intervención sexológica (por ejemplo, puntual) en consulta es inquietantemente similar a lo que distingue las parafilias de las peculiaridades, o las disfunciones de las dificultades.

Quien se esfuerza por seguir sin enterarse seguirá pensando que son sinónimas, aunque peculiaridad y dificultad sean más adecuadas, o sea, políticamente más correctas, como también habrá quién considere que la parafilia es un tipo de peculiaridad o que la disfunción es un tipo de dificultad.

También es probable que, en su empleo indistinto, ronde un planteamiento que, en mi opinión, supone otro (de tantos) de los problemas (cánceres) que actualmente la sexología posee de mano, precisamente, de sus profesionales. Se trata de la fórmula “para entendernos” o “para que se entienda”.

Y, para que nos entiendan, se habla de relaciones sexuales, coito, autoestima, prácticas “de riesgo”, transexuales, eyaculación precoz, y un largo etcétera de términos y formulaciones que no nos son propias con la pretensión de que “nos entiendan”.

Maniobra que sabemos que no produce otra cosa que confusión unas veces, problematización en otras y, en definitiva, poca mejora en la población y, desde luego, poco avance en la profesión (no así en los profesionales, referido obviamente a términos mercantiles).

Para comenzar a hablar de asesoramiento en sexología considero interesante entrar en el marco desde donde se ha venido ubicando: en el llamado continuo educación, asesoramiento, terapia.

(más…)

Read Full Post »

Jornadas AEPS 2012. 9-10 de noviembre, Vitoria-Gasteiz.

Read Full Post »

Entre todas las nociones sobre el sexo a las que se ha dado publicidad en los últimos años, ninguna es más dañina que la idea de que una relación sexual deficiente se puede “remediar” aprendiendo técnicas en un libro… sea el que fuere. (…) Gran parte de lo que hoy se quiere llamar asesoramiento sexual se caracteriza por hacer hincapié en la importancia de la técnica. Nada bueno puede pasar en la cama entre un marido y su esposa si, antes de que se metieran en ella, no han estado sucediendo entre ellos otras cosas buenas. No hay manera de que una buena técnica sexual compense una  relación emocional de baja calidad. Para que a un hombre y una mujer les encante estar juntos en la cama, los dos deben querer estar -juntos- en esa cama.

William Masters y Virginia Johnson (1978) El vínculo del placer. Barcelona: Grijalbo,  p. 261.
(He modificado parcialmente la traducción de Marta Guastavino.)

Of all the recent notions about sex that have been given publicity in recent years, none is more harmful than the idea that a poor sexual relationship can be “cured” by learning technique from a book -any book. (…) An emphasis on the importance of technique is characteristic of so much that passes for advice about sex today. Nothing good is going to happen in bed between a husband and a wife unless good things have been happening between them before they got into bed. There is no way for a good sexual technique to remedy a poor emotional relationship. For a man and a woman to be delighted with each other in bed, both must want to be in that bed -with each other.

William Masters and Virginia Johnson (1974 [1970]) The pleasure bond. A new look at sexuality and commitment. Boston: Little Brown, pp. 107-108.

Read Full Post »